viernes, 3 de abril de 2009

El escándalo Teapot Dome

Warren Harding, presidente de los EE.UU. entre 1920 y 1923, organizó un gabinete formado casi en su totalidad por amigos suyos, algunos incompetentes, pero al fin y al cabo, amigos de Ohio de cuando él fue Sendador, y algunos de ellos estaban corrompidos:



En 1923 se supo que de la noche a la mañana el secretario del Interior, Albert Fall, que ganaba 12000 dólares al año, había empezado a vivir fastuosamente en su rancho de Nuevo México, sobre el que durante catorce años no había estado en condiciones de pagar impuestos. Pronto se descubrió que Fall había convencido a la Marina para que entregara el control de sus dos gigantescas reservas de petróleo de Elk Hills (California) y Teapot Dome (Wyoming) a su propio departamento; inmediatamente las reservas fueron arrendadas a dos compañías petrolíferas, a precios bajísimos e ilegálmente, y simultáneamente Fall y su familia recibieron créditos y regalos por valor de casi medio millón de dólares. Resultó fácil probar que se trataba de un caso de corrupción. Fall fue encarcelado y los arrendamientos cancelados

El escándalo de Teapot Dome fue sólo el más famoso de una larga serie. La secretaría de veteranos de guerra permitía que sus amigos redactaran los contratos de construcción de hospitales, la dirección de la Oficina de Propiedades Extranjeras admitía el soborno cuando se trataba de acelerar la distribución de las propiedades alemanas confiscadas.

Estos escándalos estallaron tras la muerte de Harding, aunque no cabe duda de que él conocía su existencia

No hay comentarios: